I

Alumnos calasancios,
con ansias de vivir,
sed fuertes y en las manos
tendréis el porvenir.

II

Cuando en la noche oscura
hay un rayo de luz,
es Cristo que os augura
la gloria de la cruz.

III


Sed fuertes como el roble
y amantes de aprender,
que no hay arma más noble
que Virtud y Saber.

IV


La Virtud, la Piedad y el Saber
serán nuestro ideal,
que cual lema de nuestro plantel,
legáramos Calasanz.